Información relacionada


Crup

Su hijo pequeño tiene una tos seca que empeora por las noches. Ahora, se ha despertado respirando con dificultad. Es posible que su hijo tenga crup. Es una infección de la laringe y la tráquea. El crup provoca la hinchazón de las vías respiratorias, lo que dificulta la respiración. También ocasiona una tos que puede sonar como un bramido.

Una mujer sostiene a una niña pequeña.

Causas del crup

El crup afecta principalmente a niños de 6 meses a 3 años de edad. Es más frecuente en niños menores de 2 años. Sin embargo, puede ocurrir en niños de hasta 6 años. Ya que los niños mayores tienen vías respiratorias más grandes, es menos probable que la hinchazón les afecte la respiración. El crup suele aparecer después de un resfriado. Por lo general, es causado por un virus y es más frecuente entre octubre y marzo.

Cuidados en el hogar para el crup

El crup puede sonar alarmante. Pero, en muchos casos leves, los siguientes consejos pueden ayudar a mejorar la respiración de su hijo:

  • No permita que fumen en su hogar o vehículo. El humo puede empeorar la tos de su hijo.

  • Mantenga levantada la cabeza del niño. En el caso de un niño mayor, puede elevarle la cabeza con almohadas. Pero nunca use almohadas para un niño menor de 12 meses.

  • Duerma en la misma habitación que su hijo mientras esté enfermo. De esta manera podrá ayudarlo de inmediato si tiene dificultad para respirar.

  • Mantenga la calma. Si su hijo lo ve asustado, se pondrá más ansioso. Esto puede hacerle más difícil respirar.

  • Dígale palabras de consuelo como: "Todo estará bien. Estoy aquí contigo".

  • Cántele la canción que más le guste para arrullarlo.

  • Hágale en la espalda o téngalo en brazos.

  • Ofrézcale su juguete favorito.

Si los consejos anteriores no ayudan a facilitar la respiración de su hijo, pruebe haciendo que su hijo respire el vapor de una ducha caliente o el aire frío y húmedo de la noche. Debe hacer lo siguiente:

  • Abra la llave de agua caliente en la ducha.

  • Deje la puerta cerrada para que el baño se llene de vapor.

  • Siéntese con su hijo en el baño (no en la ducha) y respiren el vapor durante 15 a 20 minutos. Sujete al niño para evitar la posibilidad de que se queme si se acerca demasiado al agua caliente. No deje solo a su hijo.

  • Si su hijo se despierta durante la noche, sáquelo afuera a respirar el aire fresco de la noche. Asegúrese de abrigarlo con mantas o ropa gruesa si el clima está fresco.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica de su hijo de inmediato ante cualquiera de los siguientes casos:

  • Su hijo tiene fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según lo que le haya indicado el proveedor de atención médica

  • Siente cansancio o falta de energía (fatiga)

  • No puede controlar los líquidos

  • Tiene tos u otros síntomas que no mejoran o que empeoran

  • No puede relajarse ni dormir después de 20 minutos de vapor o aire fresco del exterior

  • Tiene aletargamiento o vómitos

  • El niño no mejora al cabo de una semana

Cuándo debe llamar al  911

Llame al  911 de inmediato en los siguientes casos:

  • Emite silbidos (estridor) que se vuelven más fuerte con cada respiración

  • Tiene estridor en reposo

  • Tiene dificultad para tragar saliva o se babea

  • Tiene dificultad para respirar

  • Tiene un color violeta, azulado o gris alrededor de las uñas, la boca o la nariz

  • Le cuesta respirar

  • No puede hablar o emitir sonidos

  • No se despierta o pierde el conocimiento

  • Los músculos y la piel alrededor de las costillas se contraen con la respiración (retracciones)

Qué puede esperar en la sala de emergencias

Un proveedor de atención médica le preguntará sobre la historia clínica de su hijo y escuchará su respiración. Es posible que le administren un medicamento que puede aliviar la hinchazón en las vías respiratorias y otros síntomas. En casos poco frecuentes, el proveedor puede usar un tubo para ayudar a su hijo a respirar. Cuando la respiración de su hijo mejore, se le permitirá irse a casa si no hay complicaciones. A veces, los niños con crup pasan la noche en el hospital. Esto les permite a los proveedores de atención médica observarlo para detectar cualquier problema.

© 2000-2023 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene