Información relacionada


Cómo cuidar la incisión de su hijo

Será necesario que usted ayude a cuidar la incisión de su hijo después de una cirugía y ciertos procedimientos médicos. El proveedor de atención médica de su hijo cerró la incisión con puntos (suturas), con tiras especiales de cinta adhesiva quirúrgica (Steri-Strip), con grapas quirúrgicas o con pegamento quirúrgico para la piel. Siga los consejos de este documento para ayudar a detener el sangrado, acelerar la curación y prevenir una infección en la incisión de su hijo.

Tipos de cierres de la incisión

  • Suturas quirúrgicas. Se aplican cosiendo los bordes de una incisión entre sí con hilo quirúrgico. Estos puntos pueden ser absorbibles o no absorbibles. Los absorbibles se desintegran en el cuerpo con el paso del tiempo. En cambio, el proveedor de atención médica tiene que quitar los puntos no absorbibles.

  • Cinta adhesiva quirúrgica. Están hechas de un material pegajoso (adhesivo) que ayuda a mantener unidos los bordes de una incisión.

  • Grapas quirúrgicas. Están hechas de acero o titanio. Generalmente, se las utiliza para cerrar incisiones de poca profundidad. Estas grapas no se usan en ciertas partes del cuerpo, tales como la cara y las manos. Esto se debe a que estas zonas tienen nervios cerca de la superficie.

  • Pegamento quirúrgico para la piel. Es un líquido especial que forma una unión fuerte entre los tejidos de una incisión o un corte (laceración). El pegamento de piel se usa para cerrar cortes o incisiones menores. Evita que la humedad y las bacterias entren en el corte o la incisión.

Cuidados en el hogar

  • Lávese siempre las manos antes de tocar la incisión de su hijo.

  • Mantenga la incisión de su hijo limpia, seca y alejada del agua. Si el niño es mayor, dígale que mantenga la incisión fuera del agua.

  • Indíquele a su hijo que no se quite las costras. Estas ayudan a proteger la herida.

  • Es recomendable que su hijo tome baños de esponja para evitar que la incisión se moje, a menos que el proveedor de atención médica le dé instrucciones distintas. Se puede lavar la zona alrededor de la incisión. Sin embargo, no se debe aplicar agua directamente sobre la incisión.

  • Seque la zona de los puntos si se moja. No restriegue.

  • Inspeccione la zona de la incisión todos los días para detectar dolor, enrojecimiento, secreción, hinchazón o separación de los bordes del corte.

  • Si su hijo tiene una venda sobre la incisión, déjela en su lugar hasta que le indiquen que la quite o la cambie. Con las manos limpias, cambie la venda siguiendo las indicaciones del proveedor de atención médica de su hijo. Lávese siempre las manos antes de cambiar la venda de su hijo.

  • Asegúrese de que la ropa que entra en contacto con la incisión sea suelta. Así se evitan las rozaduras. Si la incisión está en la cabeza, evite que su hijo se la cubra con gorras u otras prendas. Pueden rozar la incisión.

  • No deje que su hijo participe en juegos bruscos, deportes de contacto o actividades físicas. Si lo hace, puede correr el riesgo de que se le abra la incisión.

  • Asegúrese de que su hijo no haga actividades que podrían hacer que entre suciedad o sudor en la incisión.

  • A medida que cicatriza la incisión de su hijo, es posible que la piel presente una coloración rosada o roja. También es posible que parezca ligeramente abultada o elevada al tacto. A esto se le llama cresta de cicatrización. Con el tiempo, el color debería desaparecer y la elevación de la piel se notará menos.

Cuidado de cierres específicos

Siga esta guía a menos que el proveedor de atención médica de su hijo le dé otras instrucciones:

  • Puntos o grapas. Una vez que ya no sea necesario mantenerlas secas, limpie la incisión o herida de su hijo todos los días. Primero quite la venda con las manos limpias. Luego, lave la zona suavemente con agua tibia y jabón. Use un hisopo de algodón humedecido para aflojar y quitar la sangre o la costra que pueda haber sobre la herida. Luego de la limpieza, coloque sobre la herida una capa fina de pomada antibiótica si así lo indica el proveedor de atención médica del niño. Después coloque un apósito nuevo.

  • Pegamento quirúrgico para la piel. No coloque líquidos, pomadas ni cremas sobre la incisión o herida de su hijo mientras el pegamento esté en su lugar. No haga actividades que provoquen mucha sudoración. Proteja la incisión o herida de la luz solar. No rasque, frote ni toque la zona con pegamento. No coloque cinta directamente sobre el pegamento. El pegamento quirúrgico debe caerse por sí solo en 5 a 10 días.

  • Cinta adhesiva quirúrgica. Mantenga seca la incisión o la herida de su hijo. Si se moja, séquela con una toalla limpia sin frotarla. La cinta quirúrgica suele caerse por sí sola en 7 a 10 días. Si no se ha caído pasados los 10 días, comuníquese con el proveedor de atención médica de su hijo antes de quitarla usted mismo. Si le indican que debe quitarla, coloque aceite mineral o vaselina en una bola de algodón. Frote suavemente la cinta hasta que se desprenda.

Atención de seguimiento

Asista a las citas de seguimiento con el proveedor de atención médica de su hijo para consultarle durante cuánto tiempo deben permanecer los puntos o las grapas. Regrese para que le quiten a su hijo las suturas o las grapas como le hayan indicado. Si colocaron en la boca de su hijo suturas de las que se disuelven solas, no será necesario quitarlas. Por lo general, los puntos se caen o se disuelven solos.

Si se utilizaron cintas, puede quitárselas usted mismo cuando el proveedor de su hijo se lo indique, si no se desprenden por sí solas. Si se utilizó pegamento para piel para cerrar la incisión de su hijo, el pegamento se eliminará solo.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame de inmediato al proveedor de atención médica si su hijo presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Más dolor, enrojecimiento, hinchazón, sangrado o supuración con mal olor alrededor de la zona de la incisión

  • Fiebre de 100.4 °F ( 38 °C) o superior o según le indique el proveedor

  • Escalofríos con temblores

  • Vómitos o náuseas persistentes

  • Entumecimiento, frío u hormigueo alrededor de la incisión o cambios del color de la piel

  • Abertura de las suturas o la herida

  • Desprendimiento de las suturas o las grapas o caída la cinta quirúrgica antes de los 7 días o según las indicaciones del proveedor

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene