Información relacionada


Lavado de las manos: consejos para pacientes, familiares y amigos

Los gérmenes se encuentran en todas partes. Normalmente, vivimos con gérmenes sin enfermarnos. Sin embargo, a veces existen gérmenes dañinos que pueden enfermarnos al provocarnos una infección. O bien, podemos transmitir gérmenes dañinos a otras personas y enfermarlas. Mantener las manos limpias es la mejor forma de evitar el contagio o la transmisión de gérmenes que causan infecciones. Lávese las manos con agua y jabón, o límpielas con desinfectante a base de alcohol para manos.

Un hombre lavándose las manos en el lavabo.

Cuándo lavarse las manos

Puede estar en contacto con muchos gérmenes dañinos. Para ayudar a prevenir infecciones, debe lavarse las manos a menudo, especialmente en las siguientes ocasiones:

  • Antes y después de preparar la comida y mientras la prepara

  • Antes y después de comer

  • Después de usar el sanitario

  • Después de soplarse la nariz, toser o estornudar o al usar un pañuelo descartable

  • Antes o después de tocar o cambiar un apósito o vendaje, o curar una herida

  • Después de tocar cualquier objeto o superficie que pudiera estar contaminada

  • Después de tocar la basura

  • Luego de tocar un animal, por ejemplo, en el hospital, clínica, escuela u otro lugar público

  • Después de tocar un animal, limpiar una mascota o preparar alimentos para las mascotas

Si no tiene acceso a agua y jabón, use un limpiador a base de alcohol que contenga al menos 60 % de alcohol. Estos productos pueden matar la mayoría de los gérmenes y son fáciles de usar. Pero si las manos están visiblemente sucias, use agua y jabón (no limpiador a base de alcohol).

Cuándo lavarse las manos en el hospital: para familia o amigos

Cuando visite o atienda a un ser querido, lavarse las manos o usar un limpiador a base de alcohol puede ayudar a evitar el contagio de gérmenes. Lávese las manos:

  • Antes de entrar a la habitación del paciente y después de salir

  • Apenas se saque los guantes u otra ropa de protección

  • Después de cambiar un apósito o vendaje

  • Después de entrar en contacto con sangre u otros fluidos corporales

  • Después de tocar o cambiar la ropa de cama o las toallas del paciente

  • Después de tocar un animal durante una sesión de terapia con mascotas (hospital)

  • Después de tocar un animal, limpiar una mascota o preparar alimentos para las mascotas (hogar)

Muchos hospitales tienen lavabos o dispensadores de gel justo afuera de las habitaciones de los pacientes. De no ser así, lleve una botella de limpiador a base de alcohol con usted. Recuerde usarla en cada visita. Pero si las manos están visiblemente sucias, use agua y jabón (no limpiador a base de alcohol).

Consejos para lavarse las manos correctamente

Estas son algunas sugerencias que puede seguir:

  • Use agua corriente limpia fría o tibia y mucho jabón. Frótese las manos hasta formar abundante espuma.

  • Límpiese la mano completa, debajo de las uñas, entre los dedos y sobre las muñecas.

  • Restriéguese por lo menos durante 20 segundos. No lo haga de manera superficial ni pase las manos por el agua rápidamente. Restriegue bien. Mientras se las lava, cante la canción de feliz cumpleaños como referencia para alcanzar los 20 segundos de lavado

  • Enjuáguese. Deje que el agua le baje por los dedos, no hacia las muñecas.

  • Séquese bien las manos. Use una toalla de papel para cerrar la llave de agua y abrir la puerta.

El tiempo importa

Mientras más tiempo se lave las manos, más gérmenes eliminará. La mayoría de las personas se lava las manos durante 6 o 7 segundos. Sin embargo, se necesitan al menos 20 segundos para eliminar los gérmenes. Cantar la canción de feliz cumpleaños o la canción del abecedario son ejemplos de referencia de cuánto tiempo serían 20 segundos. 

Cómo usar limpiadores a base de alcohol para las manos

Puede usar un antiséptico para las manos hecho con alcohol si no tiene agua y jabón a su disposición o si las manos no están visiblemente sucias. Para obtener los mejores resultados, tome las siguientes medidas:

  • Elija un gel o atomizador que contenga al menos 60 % de alcohol. Es posible que los productos con menos alcohol no maten todos los gérmenes.

  • Coloque el desinfectante en la palma de una mano. Lea la etiqueta para saber cuál es la cantidad correcta. Muchas personas usan menos de la cantidad necesaria y no pueden limpiarse las manos correctamente.

  • Frótese las manos enérgicamente y limpie los dorsos, las palmas, entre los dedos y sobre las muñecas.

  • Frótese hasta que el antiséptico desaparezca y usted tenga las manos completamente secas. Lleva unos 20 segundos.

Jabones antibacteriales:

  • Vienen en forma de líquido o barra y se usan con agua

  • No son mejores que los jabones comunes para eliminar gérmenes

Limpiadores a base de alcohol para las manos:

  • Vienen en geles o atomizadores que no necesitan agua

  • Debe contener 60 % de alcohol para ser efectivo

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene