Información relacionada


Instrucciones de alta para esplenectomía laparoscópica

Se sometió a una cirugía para extirpar el bazo (llamada esplenectomía). El bazo se encuentra en la parte superior izquierda del abdomen. Almacena los glóbulos rojos, filtra la sangre y ayuda a combatir infecciones. Su proveedor de atención médica le hizo tres o cuatro incisiones pequeñas en el abdomen. Luego le introdujo determinados instrumentos quirúrgicos a través de estas incisiones. En esta hoja, encontrará información útil mientras se recupera en su casa.

Actividad

  • Pida ayuda con las tareas y las diligencias cotidianas mientras se recupera.

  • No levante objetos que pesen más de 4.5kg (10 libras).

  • Evite las actividades que requieran esfuerzo. Vaya aumentando su nivel de actividad a medida que sana.

Cuidados de la incisión

  • Controle las incisiones todos los días para detectar señales de infección. Esté atento al enrojecimiento, hinchazón o supuración de la incisión. Una infección puede provocar la apertura de los bordes de una incisión.

  • Dúchese con cuidado. Mantenga la incisión seca. No tome baños de inmersión en la bañera hasta que sane la incisión o el proveedor de atención médica le indique que puede hacerlo.

  • Lávese cuidadosamente la incisión. Use agua tibia y un jabón suave. Seque dando golpecitos suaves.

Otros cuidados en el hogar

  • Tome los analgésicos según las indicaciones

  • Tómese la temperatura todos los días durante siete días después de la cirugía. Llame al proveedor de atención médica si su temperatura es superior a 100.4 °F (38 °C) o según lo que le indique el proveedor. 

  • Vuelva de a poco a su alimentación normal a medida que sienta que puede hacerlo. Para sanar, es importante alimentarse de manera saludable.

  • Si los analgésicos le causaron estreñimiento, tome un suplemento rico en fibra y un ablandador de heces según lo indicado. Hable con su proveedor de atención médica acerca de cualquier síntoma que no desaparezca.

Prevención y tratamiento de las infecciones

Usted tiene un riesgo más alto de contraer infecciones ahora que ya no tiene su bazo. Especialmente, corre un riesgo alto de contraer infecciones de determinadas bacterias, como algunos tipos de neumonía y meningitis. Sin embargo, hay modos de controlar este riesgo. Por ejemplo:

  • Tome antibióticos según las indicaciones del proveedor de atención médica. Estos ayudan a prevenir las infecciones. Tome el medicamento hasta que se termine, incluso si ya se siente mejor.

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica acerca de las vacunas que debería aplicarse. La mayoría de las personas que eligen hacerse una esplenectomía se vacunan contra determinado tipo de bacterias antes de la cirugía. Estas vacunas se deben repetir cada cinco a diez años. 

  • Vea a su proveedor de atención médica incluso para enfermedades menores. Por ejemplo, resfriados y sinusitis. Es posible que su proveedor de atención médica le recete antibióticos y quiera vigilar su estado de salud.

  • Asegúrese de informar a todos sus proveedores de atención médica. Por ejemplo, su dentista, proveedor de atención médica primaria y enfermero.

  • Use un brazalete de identificación y alerta médica en el que se indique que le extirparon el bazo.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica 

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato ante cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según lo que le indique su proveedor de atención médica

  • Mareos o aturdimiento

  • Cualquier tipo de sangrado inusual

  • Náuseas o vómitos persistentes

  • Dolor, calor, supuración o enrojecimiento que empeora en la piel que rodea a las incisiones

  • Incisiones que se abren o se separan

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene