Información relacionada


Información sobre la ecografía de útero (histerosonografía)

La ecografía de útero (histerosonografía) es una prueba que emplea ondas de sonido y una computadora para generar imágenes del interior del útero. Es segura y bastante indolora. No se usa radiación. El útero es el órgano en el que crece un bebé durante el embarazo.

¿Por qué se hace una ecografía de útero?

Este procedimiento se usa para ayudar a diagnosticar problemas con el útero, tales como los siguientes:

  • Crecimientos, como fibromas o pólipos

  • Fibrosis

  • Una forma anormal

  • Cáncer

Pueden realizarle este procedimiento si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Períodos abundantes

  • Sangrado entre períodos

  • Sangrado en la menopausia

  • Dificultades para quedar embarazada (infertilidad)

  • Pérdida de embarazo o aborto espontáneo

Esta prueba también puede hacerse antes o después de ciertos tipos de cirugía. Si ya le han hecho otras pruebas, su proveedor de atención médica puede usar esta prueba para obtener más información.

¿Cómo se hace una ecografía de útero?

Usted se acostará boca arriba sobre una camilla. Deberá flexionar las rodillas y colocar los pies en estribos ubicados en el extremo de la camilla. Es posible que primero su proveedor de atención médica le haga un examen pélvico para revisar si siente algún dolor. Luego, le harán una ecografía transvaginal. Para eso, se usará un cabezal delgado llamado transductor de ecografía para hacerle el examen. Es posible que también le realicen un tipo de ecografía especial que se llama Doppler. Este tipo de ecografía permite ver cuánta sangre fluye por los vasos sanguíneos del útero.

Para realizar la histerosonografía, el proveedor le colocará un instrumento (espéculo) en la vagina. Este instrumento abre (dilata) la vagina. Luego, introducirá un tubo delgado (sonda) en la abertura del útero (cuello uterino). Es posible que sienta algunos pinchazos o cólicos. Luego se coloca el transductor de ecografía en la vagina. Se envía un líquido estéril (solución salina) por la sonda hasta el útero. Ese líquido ayuda a obtener imágenes más detalladas del interior del útero. Estas imágenes se envían al monitor de la computadora. También es posible que se haga una ecografía transabdominal en este momento. Para realizar este examen se pasa un transductor sobre el abdomen.

Riesgos de la ecografía de útero

La mayoría de los procedimientos tienen algunos riesgos. Este procedimiento tiene pocos riesgos. Es posible que sienta alguna molestia durante el procedimiento. Existe un riesgo muy bajo de infección. Su proveedor de atención médica tomará las medidas necesarias para ayudar a evitar una infección.

Algunas mujeres no deberían hacerse esta prueba, como las mujeres que corresponden a los siguientes casos:

  • Tienen una infección en los órganos reproductores (enfermedad inflamatoria pélvica o EIP).

  • Están embarazadas.

Si cree que podría estar embarazada, dígale a su proveedor de atención médica. Consulte a su proveedor de atención médica sobre qué riesgos son probables en su caso.

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Centene