Información relacionada


Si su hijo tiene una fractura de codo

Su hijo tiene una fractura de codo. Esto significa que tiene una fisura o una fractura en uno o más huesos de la articulación del codo. El codo está compuesto por tres huesos del brazo:

  • El radio. Es el hueso del antebrazo que se encuentra del mismo lado que el pulgar.

  • El cúbito. Es el hueso del antebrazo que se encuentra del mismo lado que el dedo meñique. El cúbito forma el extremo del codo.

  • El húmero. Es el hueso de la parte superior del brazo que se une al hombro.

Es posible que su hijo deba ver a un ortopedista para que realice una evaluación y le dé un tratamiento. El ortopedista es un médico que diagnostica y trata los problemas en los huesos y las articulaciones.

Tipos de fracturas

Los huesos pueden romperse de muchas maneras diferentes. Entre los tipos de fracturas más frecuentes en los niños se encuentran los siguientes:

  • Fractura en tallo verde. Esto ocurre cuando un hueso se dobla, pero no se quiebra por completo.

  • Fractura sin desplazamiento. El hueso se quiebra por completo, pero los extremos se mantienen alineados.

  • Fractura con desplazamiento. Ocurre cuando las partes rotas del hueso no están alineadas.

  • Fractura de cartílago de crecimiento. Se trata de una ruptura en el cartílago de crecimiento o cerca de este. Este cartílago es la parte blanda del hueso que permite que este último crezca a medida que el niño se desarrolla. Una lesión en el cartílago de crecimiento puede retrasar el crecimiento de ese hueso. Las lesiones en el cartílago de crecimiento pueden ser difíciles de tratar.

Las fracturas pueden ser abiertas (cuando el hueso roto atraviesa la piel). Estas solían llamarse fracturas compuestas. Las fracturas también pueden cerrarse (cuando el hueso roto no atraviesa la piel).

Vista frontal de una articulación de codo en donde se muestran una fractura lateral condílea y una fractura del epicóndilo medial.
Fractura del cóndilo lateral y fractura del epicóndilo medial.
Vista frontal de una articulación de codo en donde se muestran una fractura del cuello radial.
Fractura del cuello del radio.
Vista frontal de una articulación de codo que muestra una fractura supracondílea.
Fractura surpacondílea.

¿Cuáles son las causas de las fracturas de codo?

Las fracturas de codo suelen ocurrir por las siguientes razones:

  • Caída con el brazo extendido

  • Caída sobre el codo

  • Forzar la articulación del codo en una posición poco natural

  • Golpe fuerte en el codo

¿Cuáles son los síntomas de una fractura de codo?

  • Hinchazón del codo

  • Dolor

  • Moretones o cambios en el color de la piel alrededor del codo

  • Deformidad del codo

  • Rigidez que dificulta el movimiento del codo

¿Cómo se diagnostica una fractura de codo?

Es posible que deba llevar a su hijo a una sala de emergencias para que le realicen el tratamiento inicial de una fractura de codo. Luego, deberá seguir un plan de tratamiento para asegurarse de que el codo sane de manera correcta. El proveedor de atención médica le preguntará acerca de los antecedentes médicos y examinará a su hijo. Le realizarán una prueba de diagnóstico por imágenes, como una radiografía. En las pruebas de diagnóstico por imágenes, se observan diferentes áreas en el interior del cuerpo, como los huesos. De esta manera, el proveedor puede obtener más información sobre la lesión de su hijo.

¿Cómo se trata una fractura de codo?

El plan de tratamiento de su hijo dependerá del tipo, la ubicación y la gravedad de la fractura. Según le indique el médico, su hijo podría tener que hacer lo siguiente:

  • Aplicar hielo en el codo  3 a 4 veces al día durante  15 a 20 minutos. Esto puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación. Para hacer una compresa fría, coloque cubos de hielo en una bolsa plástica y ciérrela. Envuelva la bolsa en una toalla o un paño limpio y fino. Nunca aplique hielo o una compresa fría directamente sobre la piel. La bolsa de hielo puede ponerse sobre el yeso o la férula.

  • Usar un yeso según las indicaciones.

  • Usar un yeso durante  3 a 6 semanas.

  • Mantener el brazo elevado para reducir la hinchazón. Siempre que se pueda, haga que su hijo mantenga el codo por encima del nivel del corazón.

  • Hacer fisioterapia después de que le quiten el yeso o la férula para recuperar el rango de movimiento.

Algunas fracturas pueden necesitar una reducción cerrada (mover las partes rotas de hueso para que vuelvan a quedar alineadas). La reducción cerrada se realiza desde el exterior del cuerpo y no requiere ninguna incisión. En el caso de fracturas de articulaciones, de cartílago de crecimiento y fracturas graves, quizás se requiera una cirugía. Durante la cirugía, es posible que se coloquen dispositivos de fijación (clavos en el hueso a través de una incisión en la piel) en el hueso roto para mantenerlo en su lugar mientras sana. El proveedor de atención médica le quitará estos dispositivos al cabo de  3 a 6 semanas después de la cirugía.

Llame al proveedor de atención médica si su hijo tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre (consulte “La fiebre y los niños” más abajo)

  • Escalofríos

  • Aumento del dolor

  • Hormigueo, entumecimiento o dolor alrededor del yeso o la férula

  • Aumento de la hinchazón alrededor de la lesión

  • Cambio de color o sensación de frío en los dedos

  • Picazón intensa debajo del yeso (la picazón leve es normal)

  • Yeso que le queda demasiado apretado o demasiado suelto

  • Cualquier supuración que salga a través del yeso o de sus extremos

  • Ampollas

  • Disminución de la capacidad de mover los dedos

  • Mal olor que provenga del interior del yeso

Si su hijo tiene dificultades para mover el pulgar o los dedos de la mano, llévelo a la sala de emergencias.

¿Cuáles son las cuestiones a largo plazo que deben abordarse?

Cuando le quiten el yeso, su hijo puede presentar lo siguiente en el codo:

  • Rigidez temporal y pérdida leve de la movilidad. Esto es normal. Aun así, el codo debería funcionar bien.

  • Dolor durante  2 a 3 semanas mientras el codo sigue sanando

  • Aspecto distinto al de antes de la cirugía

En casos graves, pueden dañarse los nervios y las arterias del codo. Esto puede causar complicaciones y dificultar la recuperación del codo. El proveedor de atención médica de su hijo le dará más información.

Tenga en cuenta lo siguiente:

Los proveedores de atención médica están capacitados para determinar si las lesiones de este tipo en los niños pequeños podrían ser una señal de posible maltrato o abuso infantil. Es posible que varios proveedores le hagan preguntas para saber cómo se lastimó su hijo. La ley les exige a los proveedores de atención médica que hagan esas preguntas. Estas se realizan para proteger a su hijo. Trate de ser paciente y no ofenderse por las preguntas.

La fiebre y los niños

Use un termómetro digital para tomar la temperatura de su hijo. No use un termómetro de mercurio. Hay termómetros digitales de distintos tipos y para usos diferentes. Por ejemplo:

  • En el recto (rectal). En los niños de menos de 3 años, la temperatura rectal es la más precisa.

  • En la frente (lóbulo temporal). Sirve para niños de 3 meses en adelante. Si un niño de menos de 3 meses tiene signos de estar enfermo, este tipo de termómetro se puede usar para una primera medición. Es posible que el proveedor quiera confirmar la fiebre tomando la temperatura en el recto.

  • En el oído (timpánica). La temperatura en el oído es precisa a partir de los 6 meses de edad, no antes.

  • En la axila (axilar). Este es el método menos confiable, pero se puede usar para una primera medición a fin de revisar a un niño de cualquier edad que tiene signos de estar enfermo. Es posible que el proveedor quiera confirmar la fiebre tomando la temperatura en el recto.

  • En la boca (oral). No use el termómetro en la boca de su hijo hasta que tenga al menos 4 años.

Use el termómetro rectal con cuidado. Siga las instrucciones del fabricante del producto para usarlo adecuadamente. Colóquelo con cuidado. Etiquételo y asegúrese de no usarlo en la boca. Podría transmitir gérmenes de las heces. Si no se siente cómodo usando un termómetro rectal, pregunte al proveedor de atención médica qué otro tipo puede usar. Cuando hable con el proveedor de atención médica sobre la fiebre de su hijo, infórmele qué tipo de termómetro usó.

A continuación, encontrará valores de referencia que lo ayudarán a saber si su hijo tiene fiebre. Es posible que el proveedor de atención médica de su hijo le dé valores diferentes. Siga las instrucciones específicas que le dé su proveedor.

Medición de temperatura en un bebé menor de 3 meses:

  • Primero, pregunte al proveedor de atención médica de su hijo cómo debe tomarle la temperatura.

  • En el recto o en la frente: 100.4 ºF (38 ºC) o más alta

  • En la axila: 99 ºF (37.2 ºC) o más alta

Medición de temperatura en un niño de 3 a 36 meses (3 años):

  • En el recto, la frente o el oído: 102 ºF (38.9 ºC) o más alta

  • En la axila: 101 ºF (38.3 ºC) o más alta

Llame al proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Picos de fiebre reiterados de 104 °F (40 °C) o superiores en un niño de cualquier edad

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior en un bebé de menos de 3 meses

  • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años

  • Fiebre que dura 3 días en un niño de 2 años o más

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene