Información relacionada


Si su hijo tiene una distensión, un esguince o una contusión

Las distensiones, los esguinces y las contusiones son lesiones comunes en los niños activos. Estas lesiones son parecidas entre sí, pero afectan a diferentes tipos de tejidos. La mayoría de estas lesiones ocurren durante la práctica de deportes o juegos que implican actividad física. Pero pueden ocurrir en cualquier momento. Las distensiones, los esguinces y las contusiones pueden ser dolorosas. Con el tratamiento adecuado, suelen curarse sin producir problemas duraderos.

¿Qué es una distensión?

Una distensión es una lesión en un músculo o un tendón (tejido que conecta el músculo al hueso). A veces se lo llama “músculo tirado”. Este tipo de lesión ocurre cuando un músculo o un tendón se estira demasiado o sufre un desgarro parcial. Los síntomas de la distensión son dolor, hinchazón y problemas para mover o usar la zona lesionada. Las distensiones son más frecuentes en el músculo posterior del muslo, el músculo de la pantorrilla y el tendón de Aquiles.

Vista lateral de la parte inferior de la pierna que muestra los huesos, músculos y tendones del talón y la pierna. Primer plano que muestra un esguince en el músculo cerca del tendón.
Una distensión consiste en daños a un músculo o un tendón.

¿Qué es un esguince?

Un esguince es una lesión en un ligamento (tejido que conecta los huesos a otros huesos). Las articulaciones contienen muchos ligamentos. El esguince ocurre cuando una articulación se tuerce o se dobla excesivamente y el ligamento se estira o se desgarra. Los síntomas de un esguince son dolor, hinchazón y problemas para moverse o para usar la zona lesionada. Los tobillos, las rodillas y las muñecas son las articulaciones que sufren esguinces con más frecuencia.

Vista lateral de la parte inferior de la pierna que muestra los huesos, músculos y tendones del talón y la pierna. Primer plano que muestra un esguince (daño) en el ligamento.Vista lateral de la parte inferior de la pierna que muestra los huesos, músculos y tendones del talón y la pierna. Primer plano que muestra un esguince en el ligamento.
Un esguince consiste en daños a un ligamento.

¿Qué es una contusión?

Una contusión es lo que comúnmente se llama un moretón. Es una lesión al tejido que causa sangrado sin romper la piel. Su causa suele ser un golpe con un objeto contundente, como una pelota o un bate. Los síntomas de una contusión son alteración del color de la piel, dolor (que puede ser grave) e hinchazón. Las contusiones no suelen ser graves y, en general, no necesitan atención médica. Pero, en el caso de un moretón grande, doloroso o muy hinchado, o un hematoma que limita el movimiento de una articulación como la rodilla, es aconsejable ver al proveedor de atención médica.

Vista lateral de la parte inferior de la pierna que muestra una contusión en la piel.
Una contusión (moretón) es consecuencia del daño a los vasos sanguíneos en la piel y debajo de la misma.

¿Cómo se diagnostican las distensiones, los esguinces y las contusiones?

El proveedor de atención médica le hará preguntas sobre los síntomas del niño y su historial clínico. También se realiza un examen. Se puede hacer una radiografía (prueba que crea imágenes de los huesos) para descartar huesos rotos.

¿Cómo se tratan las distensiones, los esguinces y las contusiones?

  • Las distensiones y los esguinces pueden tardar meses en curarse. Si no se tratan para que se curen, pueden provocar problemas a largo plazo. Por ejemplo, dolor y rigidez duraderos. Por ello, es importante seguir las instrucciones del proveedor de atención médica.

  • El dolor de una contusión suele desaparecer al cabo de la primera o segunda semana. Sin embargo, la hinchazón y la alteración en el color de la piel pueden tardar semanas en desaparecer.

El tratamiento consiste en una o varias de las siguientes opciones:

  • RICE. Estas siglas en inglés significan reposo, hielo, compresión y elevación.

    • Reposo. En la medida de lo posible, el niño no deberá usar la zona lesionada. En algunos casos, es posible que le pongan un aparato ortopédico o un cabestrillo para mantener inmovilizada la articulación lesionada. También, es posible que el niño deba usar muletas para que no apoye todo su peso sobre una distensión en la pierna o un esguince en el tobillo o la rodilla.

    • Hielo. Aplique hielo en la zona lesionada  3 a 4 veces al día durante  20 minutos cada vez. Para hacer una compresa de hielo, coloque cubos de hielo en una bolsa plástica y ciérrela. Envuelva la bolsa en una toalla o un paño limpio y fino. Nunca aplique hielo de forma directa sobre la piel.

    • Fractura por compresión. Si se lo han indicado, ponga un vendaje en la zona afectada para controlar la hinchazón. Utilice una venda elástica. Hágalo siguiendo las instrucciones del proveedor de atención médica de su hijo.

    • Elevación. La parte lesionada del cuerpo del niño deberá estar elevada por encima del nivel de su corazón.

  • Medicamentos para aliviar la inflamación y el dolor. Estos medicamentos probablemente consistirán en antinflamatorios no esteroides (AINE). Los AINE incluyen ibuprofeno y naproxeno. Dele estos medicamentos al niño siguiendo estrictamente las instrucciones del proveedor de atención médica.

  • Fisioterapia. Esto se hace para fortalecer la zona lesionada. Esto es particularmente importante para distensiones o esguinces moderados o graves.

  • Yeso. Se coloca un yeso en la zona afectada para inmovilizarla y permitir que la distensión o el esguince se curen.

  • Cirugía. Puede ser necesaria si la distensión o el esguince son graves y hay desgarro. Durante la cirugía, se repara el músculo, el tendón o el ligamento lesionado.

¿Cuáles son los problemas a largo plazo?

Si se curan, la mayoría de las distensiones, esguinces y contusiones no producen otros problemas. Las distensiones y los esguinces que no reciben tratamiento y no se curan de forma adecuada pueden dar lugar a dolor o rigidez persistentes. Asegúrese de seguir el plan de tratamiento de su hijo. El proveedor de atención médica de su hijo podrá darle más información acerca del resultado que puede esperar según la lesión del niño.

Cómo prevenir distensiones, esguinces y contusiones

Si el niño practica deportes o cualquier otra actividad atlética, asegúrese de lo siguiente:

  • Recibe el entrenamiento adecuado

  • Usa la protección adecuada

  • Hace precalentamiento antes de la actividad y enfriamiento después

  • Utiliza el equipo adecuado

  • No juega cuando tiene una lesión

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene