Información relacionada


Tratamiento para la EPOC

Hombre y mujer, caminando por la playa.

Su proveedor de atención médica le recetará el mejor tratamiento para su caso de EPOC.

Tratamiento

Estas son algunas recomendaciones:

  • Medicamentos. Algunos medicamentos alivian los síntomas cuando aparecen. Otros se toman todos los días para controlar la inflamación de los pulmones. Siempre tome sus medicamentos según las indicaciones. Aprenda el nombre de sus medicamentos. Además, sepa cómo y cuándo debe usarlos. Hable con su proveedor sobre otras afecciones que tenga y los medicamentos que toma. Use siempre la técnica correcta para su inhalador o nebulizador de dosis medida. Pregúntele a su proveedor de atención médica cómo se usa el dispositivo. También puede consultar el manual de uso.

  • Pruebas. Para controlar los riesgos de la EPOC, su proveedor puede recomendar un análisis de sangre o una prueba de esputo para el recuento de eosinófilos. O puede necesitar una prueba de reversibilidad de broncodilatadores. Todas las personas con EPOC deben realizarse una prueba de detección de deficiencia de alfa-1 antitripsina (AAT).

  • Cirugía. Su proveedor de atención médica puede recomendarle una cirugía. Podría ser una cirugía de reducción de volumen pulmonar, una bulectomía o un trasplante de pulmón.

  • Oxigenoterapia. Puede que necesite oxígeno si las pruebas muestran que el nivel en la sangre es muy bajo. Hable con su proveedor de atención médica sobre la oxigenoterapia a largo plazo.

  • Tabaquismo. Si fuma, deje de hacerlo. El tabaquismo es la causa principal de la EPOC. Dejar de fumar lo ayudará a controlar mejor la EPOC. No use cigarrillos electrónicos ni productos de vapeo. Pregunte a su proveedor de atención médica qué medidas pueden ayudarlo a dejar de fumar.

  • Prevenga las infecciones. Las infecciones, como el resfriado o la gripe, pueden empeorar los síntomas. Trate de mantenerse alejado de las personas que están enfermas. Lávese las manos a menudo. Y pregúntele a su proveedor de atención médica sobre las vacunas contra la gripe y la neumonía.

Manejo de la falta de aire

Las siguientes son algunas recomendaciones:

  • Ejercicio. Haga tanta actividad física como pueda. Esto le dará energía. Además, fortalecerá los músculos para que pueda hacer más.

  • Técnicas de respiración. Pida a su proveedor de atención médica o a un enfermero que le muestren cómo hacer la respiración diafragmática (con los labios fruncidos).

  • Contaminación. Evite la contaminación tanto en interiores como exteriores. La contaminación en interiores incluye la quema de madera, el humo de la estufa o la cocina, y los combustibles de calefacción, entre otros. La contaminación en exteriores incluye humo, polvo, vapores, gases y otras sustancias químicas.

  • Equilibre el descanso y la actividad. Intente equilibrar el descanso con la actividad. Por ejemplo, puede empezar el día vistiéndose y tomando el desayuno. Luego, puede relajarse y leer el diario. Después, puede hacer una caminata corta. Luego siéntese un rato con los pies levantados.

  • Rehabilitación pulmonar.  Los programas de rehabilitación comunitarios y en el hogar son tan útiles como los programas en hospitales, siempre que tengan la misma frecuencia e intensidad. Los programas estándares de rehabilitación pulmonar en el hogar pueden reducir la disnea. La rehabilitación pulmonar tradicional aún es el tratamiento estándar. Es la mejor opción para las personas con EPOC. Estos programas lo ayudan a manejar la enfermedad. También ayudan con métodos de respiración y ejercicio. Pueden darle apoyo y sugerencias. Pregunte a su proveedor dónde puede encontrar uno de estos programas o llame al hospital local. Pregunte a su proveedor de atención médica qué programa de rehabilitación o de cuidado personal es mejor para usted.

  • Alimentación saludable. Seguir una alimentación saludable y equilibrada es importante para mantenerse lo más sano posible. Mantener su peso ideal también es importante. El sobrepeso o el peso insuficiente pueden afectar su salud. Asegúrese de consumir muchas frutas y verduras frescas todos los días. También coma porciones balanceadas de granos integrales, carnes de res magras y pescado, así como también productos lácteos con poca grasa.

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene