Información relacionada


Primeros auxilios: esguinces y fracturas

Un esguince ocurre cuando se produce un estiramiento o un desgarro en los ligamentos, el tejido fibroso que conecta los huesos en una articulación. La mayoría de los esguinces son dolorosos, y algunos incluso tardan más tiempo en sanar que una fractura. Una fractura puede ocurrir cuando el hueso se golpea con más fuerza de la que puede soportar.

Nota:

Si sufre una fractura o un esguince grave y no tiene suministros de primeros auxilios, haga uso de lo que tiene a mano y pida ayuda de inmediato:

  • Podrían entablillarle la pierna fracturada junto con la pierna sana. También puede usar una toalla enrollada como si fuera una férula.

  • Evite que el brazo se mueva sosteniéndolo contra el pecho con un cabestrillo. Doble un pañuelo o una bufanda en forma de triángulo y átelo detrás del cuello. O la parte inferior de una camiseta se puede sujetar de forma segura a la parte superior de la camiseta para improvisar un cabestrillo.

1. Controle cualquier sangrado

Hay 2 maneras de controlar el sangrado:

  • Aplique presión directa sobre la fuente del sangrado con una gaza o paño para detenerlo.

  • Si un hueso ha traspasado la piel, cubra la herida envolviéndola con una gaza o paño que quede flojo. No empeore el daño haciendo presión directamente sobre el hueso o empujándolo para reacomodarlo.

2. Evite que la zona lesionada se mueva.

Lo que debe hacer y lo que no debe hacer para que la lesión no se mueva:

  • Coloque un objeto rígido (férula) junto a la lesión y átela o encíntela. Una la férula por encima y por debajo de la lesión.

  • No empeore el daño intentando enderezar una lesión.

  • No apriete demasiado la férula. Si los dedos de los pies o de las manos se ponen pálidos o fríos, o se entumecen, afloje la férula de inmediato.

  • Si sospecha que tiene la articulación dislocada, haga reposo, eleve la zona afectada y aplique hielo en la articulación.

3. Aplique hielo y eleve la zona afectada.

Consejos para aplicar hielo y elevar la zona de la lesión. 

  • Aplique una compresa fría o de hielo en la lesión durante 20 minutos cada  34 horas para reducir la inflamación y el dolor. Envuelva la compresa fría o de hielo en una toalla delgada antes de colocarla sobre la piel para prevenir una lesión causada por el frío.

  • Si es posible, eleve la zona afectada por encima del nivel del corazón para aliviar la inflamación.

Cuándo debe buscar ayuda médica

Busque ayuda médica de inmediato en cualquiera de los siguientes casos:

  • La lesión ha forzado la articulación más allá de su amplitud de movimiento normal, y ahora la articulación no funciona.

  • Una fuerza intensa, como una caída, sobrecargó mucho un hueso o articulación, especialmente si se escuchó un crujido.

  • La articulación o la extremidad parece torcida o arqueada.

  • Usted tiene motivos para creer que se fracturó un hueso.

  • Tiene entumecimiento, hormigueo, palidez o frío en una extremidad. 

Cuándo llamar al 911

Llame al 911 si la víctima tiene menos sensibilidad o capacidad de movimiento en los brazos o las piernas. También llame al 911 si la víctima tiene dolor en el cuello o en la espalda (una posible lesión de la médula espinal).

  1. Mantenga la cabeza, el cuello y la espalda de la víctima exactamente como los encontró. Si es posible, coloque objetos pesados alrededor del cuerpo que le den soporte a la espalda y al cuello. Esto ayudará a prevenir más lesiones. O bien, mantenga quieta la cabeza con las manos.

  2. Mueva a la víctima solo para salvarle la vida. Levante el cuerpo como una sola unidad, sosteniendo la cabeza, la parte central y las piernas. No enderece a la víctima, no le eleve las piernas ni le incline la cabeza hacia otra dirección.

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene