Información relacionada


EPOC: cómo sobrellevar la fatiga

Si tiene EPOC, es común sentirse cansado. Al realizar actividad física, el nivel de energía puede ser bajo. Esto se conoce como fatiga.

¿Cómo la EPOC causa la fatiga?

La EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) es un problema de salud que impide el funcionamiento correcto de los pulmones. La función de los pulmones es llevar oxígeno al cuerpo. El oxígeno es un gas importante que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. El aire que respira contiene oxígeno. Dentro de los pulmones, el aire se mueve a través de tubos llamados vías respiratorias. En las vías respiratorias sanas, el aire entra y sale fácilmente. Con la EPOC, los pulmones y las vías respiratorias están dañados. Cuando los pulmones están lesionados, es más difícil llevar aire hasta ellos. Un flujo de aire deficiente significa que el cuerpo no puede obtener el oxígeno que necesita. También puede tener niveles más altos de dióxido de carbono. El dióxido de carbono es un desecho de la respiración. La EPOC también causa inflamación en los pulmones. Esto también puede provocar fatiga.

Con la EPOC, el daño pulmonar generalmente se debe a la inhalación de irritantes durante un período largo de tiempo. El principal irritante que causa la EPOC es el humo del cigarrillo. Otros irritantes son la contaminación, el polvo, el humo y los productos químicos.

Tratamiento para la fatiga

A excepción de un trasplante de pulmón, la EPOC no tiene cura. Pero algunos tratamientos pueden ayudar a aliviar síntomas como la fatiga. Los siguientes son algunos de estos tratamientos:

  • Broncodilatadores. Estos medicamentos abren las vías respiratorias para mejorar la respiración.

  • Medicamentos combinados. Incluyen un broncodilatador y un esteroide. Los broncodilatadores mejoran la respiración al abrir las vías respiratorias. Los esteroides disminuyen la inflamación en los pulmones

  • Antibióticos. Una infección respiratoria puede empeorar los síntomas de la EPOC. Los antibióticos son medicamentos que ayudan a tratar infecciones.

  • Rehabilitación pulmonar. Este programa enseña maneras de aliviar los síntomas de la EPOC. Incluye consejos sobre ejercicio, postura correcta, conservación de la energía y alimentación saludable para mejorar la respiración.

  • Oxigenoterapia. Cuando el nivel de oxígeno en la sangre es demasiado bajo, su proveedor de atención médica puede recetarle oxígeno. El oxígeno puede ayudarlo a sentirse mejor y ser más activo. Puede usar el oxígeno adicional todo el tiempo. O bien, puede que solo lo necesite durante algunas actividades, como al hacer ejercicio. Úselo como le indique su proveedor.

  • Cirugía. Quizá necesite cirugía en caso de síntomas graves cuando otros tratamientos no ayuden. La cirugía extirpa las partes más dañadas de los pulmones.

Su proveedor de atención médica trabajará con usted para decidir el mejor plan de tratamiento para usted.

Consejos de cuidado personal para tratar la fatiga

Mujer sentada en una cama, poniéndose un abrigo.

Hay cosas que puede hacer para controlar la fatiga y tener más energía:

  • Busque el equilibrio entre actividad y descanso. Esto puede ayudarlo a no cansarse demasiado. Deténgase y descanse antes de sentirse agotado. Si una actividad requiere mucha energía, divídala en partes. Por ejemplo, doble la ropa lavada. Luego descanse antes de guardarla.

  • Ahorre energía. Cómo usa el cuerpo durante una tarea puede ayudarlo a tener más energía. Realice sus actividades lentamente. Si se apresura, consumirá más energía. También puede aumentar la falta de aire. Siéntese para vestirse y para realizar otras tareas diarias, como cepillarse los dientes. Use un carrito con ruedas para transportar alimentos, ropa y otros artículos por su casa. Mantenga las cosas que usa con frecuencia a la altura de la cintura para que pueda tomarlas fácilmente. Haga las cosas que son más importantes para usted cuando tenga más energía. Pida ayuda a su familia y amigos para las tareas más difíciles.

  • Coma bien. Si está cansado, quizás no come tan bien como debería. La mala nutrición puede empeorar los síntomas. También puede aumentar el riesgo de contraer infecciones. Intente descansar antes de comer. Coma porciones más pequeñas a lo largo del día. Consulte a su proveedor de atención médica si debe tomar vitaminas o suplementos.

  • Mantenga un peso saludable. Tener bajo peso puede limitar su energía. Tener sobrepeso puede empeorar la falta de aire. Trabaje con su proveedor de atención médica para determinar el peso ideal para usted.

  • No tema hacer ejercicio. El ejercicio puede causar falta de aire. Sin embargo, puede fortalecer los músculos respiratorios. También puede darle más energía. Caminar es una buena manera de hacer que el oxígeno se mueva por el cuerpo. Consulte a su proveedor de atención médica qué ejercicios son seguros para usted.

  • Haga ejercicios respiratorios. Aprenda a hacer la respiración abdominal y con los labios fruncidos. Haga estos ejercicios mientras trabaja. Pueden ayudarlo a respirar mejor. Tomar respiraciones lentas y profundas en cualquier momento puede brindarle más del oxígeno que necesita.

Estas son otras maneras de reducir los síntomas causados por la EPOC:

  • Deje de fumar. El cigarrillo es la causa principal de la EPOC. Dejar de fumar es el paso más importante que puede tomar para tratar la EPOC. Si necesita ayuda para dejar de fumar, hable con su proveedor de atención médica.

  • Evite el tabaquismo pasivo y otros irritantes. Intente mantenerse lejos del humo, los productos químicos, los vapores y el polvo. No permita que nadie fume en su casa ni cerca de usted. Permanezca adentro en días con nivel alto de contaminación del aire.

  • Prevenga las infecciones pulmonares. Aplíquese todas las vacunas que le indique su proveedor. Si tiene EPOC, aumenta el riesgo de tener gripe y neumonía. Podría empeorar sus síntomas. Consulte con su proveedor de atención médica acerca de las vacunas contra la gripe y la neumonía. Tome los pasos necesarios para prevenir el resfriado y otras infecciones pulmonares. Manténgase alejado de las multitudes durante la temporada de resfriados y gripe. Manténgase alejado de las personas enfermas.

  • Lávese las manos correctamente. Lávese las manos a menudo con agua corriente limpia y jabón por, al menos, 20 segundos. Cuando no pueda lavarse las manos, use un desinfectante para manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si tiene alguno de estos problemas:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según lo indicado por su proveedor de atención médica

  • Síntomas que no se alivian o que empeoran

  • Síntomas nuevos

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Centene