Información de salud


¿Qué es la ablación por radiofrecuencia para tratar el esófago de Barret?

Corte transversal de la parte inferior del esófago donde puede verse el esófago de Barrett.

El esófago es el tubo que comunica la boca con el estómago. En las personas que tienen enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD, por su sigla en inglés), el ácido del estómago vuelve al esófago. Después de muchos años, el ácido del estómago puede dañar el esófago.

El esófago de Barrett es una afección por la cual las células del revestimiento del esófago se dañan y se transforman en un tipo distinto de célula. Estas células cambiadas pueden ayudar a proteger al esófago del ácido del estómago. Sin embargo, con el tiempo, tienen más probabilidades que las células normales del revestimiento de convertirse en cáncer. El reflujo ácido que se usa para detener la acidez no ayuda a que estas células se curen o se vuelvan a convertir en tejido normal.

La ablación por radiofrecuencia (RFA, por su sigla en inglés) es un procedimiento en el que se usa una corriente eléctrica para matar las células que se transformaron o que están dañadas. Esto puede usarse para ayudar a prevenir o tratar el cáncer de esófago.

Por qué se aplica RFA para tratar el esófago de Barrett

Se utiliza con más frecuencia en personas que presentan cambios precancerosos en el revestimiento del esófago. La RFA destruye las células anormales o que cambiaron para que no puedan volverse cancerosas. Las células normales del revestimiento vuelven a crecer para reemplazar el revestimiento dañado del esófago.

Cómo se aplica la RFA para tratar el esófago de Barrett

La RFA suele hacerse como cirugía ambulatoria. Eso significa que puede volver a su casa ese mismo día. Durante el procedimiento, se hará lo siguiente:

  • Usted recibe un medicamento (anestesia) para evitar que sienta el dolor y hacerlo dormir durante el tratamiento.

  • El proveedor de atención médica coloca un tubo delgado y con luz (llamado endoscopio) dentro de la boca. Le introducirán un tubo por la garganta, hasta el esófago. Una cámara en el tubo envía imágenes de video en vivo del interior del esófago en un monitor de computadora.

  • Un balón que sostiene muchos electrodos diminutos se pasa a través del tubo. Bajará hasta la zona donde están las células modificadas. Se infla para que toque los laterales del esófago. Entonces, se envía electricidad a los electrodos. Esto calienta el revestimiento del esófago y destruye las células.

  • Una vez terminado el procedimiento, el proveedor retirará el balón y el endoscopio.

Después de la RFA, es posible que le administren medicamentos para el dolor, a fin de reducir el ácido y cerrar la zona tratada hasta que cicatrice. El proveedor puede hablar con usted sobre la posibilidad de realizar endoscopias cada algunos meses para observar el área tratada. Si fuese necesario, se puede repetir la RFA para asegurarse de que hayan desaparecido todas las células modificadas.

Riesgos de la RFA para tratar el esófago de Barrett

Los riesgos y los efectos secundarios no son frecuentes, pero pueden incluir lo siguiente:

  • Molestias o dolor en el pecho durante unos pocos días

  • Dolor de garganta o problemas para tragar por unos pocos días

  • Estrechamiento del esófago (estenosis)

  • Irritación del esófago o agujero (perforación) en este

  • Hemorragia en la zona tratada

  • Problemas relacionados con la anestesia

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Centene