Información de salud


Broncoscopia flexible

Una broncoscopia flexible es un examen mediante el que se evalúan las vías respiratorias de los pulmones. Para ello, se usa un tubo delgado y flexible llamado broncoscopio. El tubo tiene una cámara pequeña y una luz, que le permiten al proveedor de atención médica observar las vías respiratorias.

Vista frontal del pecho de un hombre donde puede observarse una broncoscopia flexible.

Antes de la prueba

  • Siga cuidadosamente las instrucciones del proveedor de atención médica. De lo contrario, tal vez se cancele el examen. Quizás deban realizárselo nuevamente.

  • Puede que necesite hacerse análisis de sangre antes del procedimiento. Siga todas las instrucciones del equipo de atención médica y asista a todas las citas.

  • Si toma medicamentos, en especial anticoagulantes, consulte con su proveedor si debe dejar de tomarlos antes de la prueba.

  • Siga todas las indicaciones que le den sobre no comer ni beber nada antes de la prueba.

  • No fume por 24 horas antes de la prueba.

  • Le pedirán que se quite las dentaduras postizas u otros dispositivos removibles de la boca.

  • Justo antes del examen, le administrarán sedantes para que se relaje. Estos medicamentos pueden darse por vía intravenosa (IV), es decir, directamente en una de las venas. Además, tal vez le adormezcan la nariz y la garganta con un aerosol especial para ayudar a evitar las arcadas y la tos.

  • Si le hacen esta prueba como paciente ambulatorio, pida que un familiar o a un amigo adulto lo lleven a casa.

Durante la prueba

La broncoscopia tarda entre 45 y 60 minutos y consta de los siguientes pasos:

  • Puede que le administren un medicamento (anestesia) para que permanezca inconsciente o dormido durante el procedimiento.

  • El proveedor de atención médica introduce el tubo a través de la nariz o la boca.

  • Si no le administraron anestesia, puede que esto le produzca arcadas. Para aliviar esta sensación, le pedirán que trague o que respire profundo. Aunque el tubo esté colocado, las vías respiratorias permanecerán abiertas. Pero no podrá hablar.

  • El proveedor examinará las vías respiratorias. Y tal vez tome muestras de tejido diminutas para hacer una biopsia.

Después de la prueba

  • Puede que sienta molestias leves en la garganta o que tenga tos. También es posible que tenga la voz ronca.

  • No coma ni beba nada hasta que los efectos de la anestesia desaparezcan.

  • Tal vez vea un poco de sangre al toser.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica inmediatamente ante cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Sangrado de la nariz o la garganta

  • Tos con gran cantidad de sangre

  • Fiebre superior a 100.4 °F ( 38 °C) durante más de 24 horas o según le indique el proveedor

  • Síntomas nuevos, que empeoran o no desaparecen

Cuándo debe llamar al 911

Llame al 911 de inmediato si tiene lo siguiente:

  • Dolor de pecho

  • Falta de aire grave o dificultad para respirar

  • Frecuencia cardíaca acelerada

  • Labios, piel o boca de color azulado

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene