Información relacionada


¿Qué son la amigdalectomía y la adenoidectomía?

Las amígdalas y las adenoides son masas de tejido linfático en la parte posterior de la garganta. Esos tejidos forman parte del sistema inmunitario del cuerpo, el cual ayuda a que el cuerpo combata las enfermedades. Si estas estructuras se infectan repetidamente o se agrandan, pueden ocasionar problemas. Se pueden extirpar (quitar) con una cirugía. La cirugía para extirpar las amígdalas se llama amigdalectomía. En algunos casos, también se extirpan las adenoides. Eso se llama adenoidectomía.

¿Por qué se hacen la amigdalectomía y la adenoidectomía?

Puede que le extirpen las amígdalas, las adenoides, o ambas cosas, por ejemplo, debido a lo siguiente:

  • Infección de las amígdalas (amigdalitis) que se repite.

  • Infecciones repetidas de la garganta.

  • Agrandamiento de las amígdalas o las adenoides que afecta la respiración durante el sueño. Esto causa una afección llamada apnea obstructiva del sueño.

  • Se sospecha de cáncer de garganta.

La amigdalectomía puede quitar parte o la totalidad de las amígdalas.

¿Cómo se hacen la amigdalectomía y la adenoidectomía?

Esta cirugía se lleva a cabo en un hospital o centro quirúrgico. Por lo general, toma menos de 1 hora.

  • Le pondrán una sonda intravenosa en una vena del brazo o de la mano. Por allí le administrarán líquidos y medicamentos.

  • Le administrarán anestesia general para que duerma profundamente durante el procedimiento.

  • Se utiliza un dispositivo especial para mantenerle la boca abierta. Le introducirán un tubo por la garganta para ayudar a mantener su vía respiratoria abierta durante el procedimiento.

  • El proveedor de atención médica usará instrumentos quirúrgicos para quitarle las amígdalas y, posiblemente, las adenoides.

  • El proveedor de atención médica quita todos los instrumentos.

  • Lo enviarán a casa cuando se despierte y se recupere de la anestesia.

Riesgos de la amigdalectomía y la adenoidectomía

Los riesgos incluyen lo siguiente:

  • Sangrado

  • Quemaduras eléctricas de la boca y los labios

  • Infección

  • Lesiones en los labios o los dientes

  • Entumecimiento de la lengua

  • Riesgos de la anestesia

  • Necesidad de una segunda cirugía

  • Cambios en la voz

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Centene