Información relacionada


Si le realizan una cirugía de trasplante de menisco

La cirugía de trasplante de menisco es un procedimiento que se hace para reemplazar una parte pequeña de cartílago que está dañada o falta en la rodilla. El menisco se reemplaza con uno de un donante cadavérico.

Vista frontal de una rodilla donde se observa el menisco medial y el menisco lateral.

¿Qué informarle a su proveedor de atención médica?

Informe a su proveedor de atención médica todos los medicamentos que usa. Esto incluye los medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno. También incluye las vitaminas, las hierbas medicinales y otros suplementos. Además, informe al proveedor si alguna de las siguientes situaciones se aplica a usted:

  • Ha tenido cambios recientes en su salud, como una infección o fiebre

  • Es sensible o tiene alergia a algún medicamento, al látex, a la cinta adhesiva o a la anestesia (local y general)

  • Está embarazada o cree que puede estarlo

Pruebas antes de la cirugía

Antes de la cirugía, es posible que deba realizarse estudios de diagnóstico por imágenes. Por ejemplo, radiografías o una resonancia magnética.      

Cómo prepararse para la cirugía

Hable con el proveedor de atención médica sobre cómo debe prepararse para la cirugía. Puede que deba dejar de tomar algunos medicamentos antes del procedimiento, como los anticoagulantes y la aspirina. Si fuma, quizás deba dejar de hacerlo antes de la cirugía. Fumar puede retrasar su recuperación. Hable con su proveedor de atención médica si necesita ayuda para dejar de fumar.        

Además, asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Pídale a un familiar o amigo que lo lleve desde el hospital hasta su casa

  • Planifique algunos cambios en su casa para colaborar con la recuperación. Es posible que necesite ayuda en su casa. Deberá usar muletas durante varias semanas.

  • No coma ni beba nada antes de la cirugía, según le hayan indicado

  • Siga todas las demás instrucciones que le dé el proveedor de atención médica

Le pedirán que firme un formulario de consentimiento para autorizar a que se realice el procedimiento. Lea el formulario con atención. Haga preguntas si algo no le resulta claro.

El día de su cirugía

Un cirujano ortopédico llevará a cabo la cirugía. Realizará el procedimiento junto con un equipo de proveedores de atención médica especializados. La cirugía puede hacerse de diferentes maneras. Consulte a su cirujano sobre los detalles de su cirugía. Todo el procedimiento puede llevar un par de horas. En líneas generales, sucederá lo siguiente:

  • Le administrarán anestesia general, un medicamento que le permitirá dormir durante la cirugía. No sentirá ningún dolor durante la cirugía. O le administrarán anestesia regional y medicamentos (sedante) para que se relaje y duerma durante el procedimiento.

  • Durante la cirugía, un proveedor de atención médica le controlará los signos vitales, como la frecuencia cardíaca y la presión arterial. En el procedimiento, puede que le introduzcan una sonda en la garganta para que pueda respirar.

  • Es posible que le den antibióticos durante la cirugía y después de esta. Esto ayuda a prevenir infecciones.

  • Luego de limpiar la zona de la cirugía, el cirujano le hará un corte pequeño en la piel y el músculo de la rodilla.

  • Luego, introducirá una cámara pequeña a través de esta incisión. Se usa a modo de guía en la cirugía.

  • El cirujano extraerá los restos de menisco con instrumentos muy pequeños que se introducen a través de la incisión.

  • El cirujano coserá el menisco del donante en el espacio articular con puntos. Pueden utilizarse tornillos u otros elementos para sujetar el menisco.

  • El cirujano también hará todas las demás reparaciones que sean necesarias.

  • El cirujano cerrará las capas de músculo y piel de la rodilla con puntos.

Después de la cirugía

Después del procedimiento, pasará varias horas en una sala de recuperación. Es posible que esté somnoliento y confundido cuando despierte. Su equipo de atención médica le vigilará los signos vitales, como la frecuencia cardíaca y la respiración. Le darán analgésicos para aliviar el dolor si los necesita.

Es posible que pueda regresar a su casa unas horas después de la cirugía. O quizás deba pasar la noche en el hospital. Cuando esté listo para irse a casa, deberá pedirle a alguien que lo lleve.

Recuperación en el hogar

Es posible que sienta un poco de dolor después de la cirugía, pero puede tomar analgésicos para aliviarlo. El dolor debería comenzar a mejorar con rapidez. Puede que deba usar una rodillera ortopédica durante algunas semanas. También es probable que deba usar muletas durante este tiempo. Recibirá indicaciones sobre cómo mover la rodilla. Deberá hacer fisioterapia durante algunos meses. Esto ayuda a mantener la fuerza y la amplitud de movimiento. Es posible que pasen varios meses antes de que pueda regresar a todas sus actividades normales.

Seguimiento

Asegúrese de asistir a todas las visitas de control. De esta manera, el proveedor de atención médica podrá hacer un seguimiento de su progreso. Siga todas las instrucciones que le den. Esto ayudará a lograr una buena recuperación.           

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4 °F (38.0 °C) o superior, o según le indiquen

  • Escalofríos

  • Enrojecimiento, hinchazón o secreción proveniente del sitio de la incisión

  • Dolor que empeora

  • Pérdida de sensibilidad en la pierna o el pie

  • Dolor en la pantorrilla

© 2000-2023 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Centene