Información relacionada


Amigdalitis estreptocócica

La amigdalitis estreptocócica es una infección de garganta causada por una bacteria llamada Estreptococo del grupo A. Las bacterias viven en la nariz y la garganta. La amigdalitis estreptocócica se trasmite fácilmente de persona a persona por medio de las gotitas diminutas que se expulsan al aire cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. Lavarse bien las manos es importante para ayudar a prevenir la transmisión de la enfermedad. También es importante no compartir comidas ni bebidas.

La amigdalitis estreptocócica afecta principalmente a los niños en edad escolar de entre 5 y 15 años. Pero también afecta a los adultos. Los niños con un diagnóstico de amigdalitis estreptocócica no deberían asistir a la escuela o a la guardería hasta que hayan tomado los antibióticos y no hayan tenido fiebre durante 24 horas.

Cuando no se trata, la amigdalitis estreptocócica puede causar problemas graves que incluyen una inflamación de las articulaciones y el corazón (fiebre reumática). Incluso con tratamiento, es posible que haya problemas poco frecuentes pero graves después de una amigdalitis estreptocócica. Estos pueden incluir inflamación en los riñones.

Mujer ayudando a un niño a lavarse las manos en el fregadero de una cocina.
Lavarse las manos con frecuencia ayuda a prevenir la propagación de la faringitis estreptocócica.

¿Cómo se transmite la amigdalitis estreptocócica?

La amigdalitis estreptocócica puede contagiarse fácilmente de la saliva de una persona infectada:

  • Al beber y comer del mismo plato o vaso

  • Al compartir una pajilla, taza, plato, cepillo de dientes o cubiertos

Cuándo acudir a la sala de emergencias

Llame al 911 si su hijo presenta cualquiera de estos signos o síntomas: 

  • Falta de aliento

  • Problemas para respirar o tragar

  • Imposibilidad de hablar

  • Sensación de muerte

Llame de inmediato al proveedor de atención médica de su hijo si el niño tiene otros síntomas de amigdalitis estreptocócica como, por ejemplo:

  • Dolor de garganta, especialmente cuando traga

  • Amígdalas rojas e inflamadas

  • Ganglios linfáticos inflamados

  • Una erupción cutánea, llamada fiebre escarlata

  • Dolor de estómago; algunas veces, vómitos en los niños más pequeños

  • Pus en la parte posterior de la garganta

Qué debe esperar en su visita

  • Se examinará a su hijo y el proveedor de atención médica le preguntará sobre sus antecedentes médicos.

  • Se examinarán las amígdalas de su hijo. Es posible que tomen una muestra de fluido de la parte posterior de la garganta con un hisopo suave. La muestra puede analizarse de inmediato para saber si contiene la bacteria que causa la amigdalitis estreptocócica. Otra muestra también puede enviarse a un laboratorio para hacer un cultivo de garganta. Este análisis lleva más tiempo pero es más preciso.

  • Si su hijo tiene amigdalitis estreptocócica, el proveedor de atención médica le recetará un antibiótico. Matará la bacteria del estreptococo. Asegúrese de que el niño se tome todo el medicamento, aunque comience a sentirse mejor. Los antibióticos no servirán para tratar una infección de garganta viral.

  • Si tiene mucho dolor al tragar, también se pueden recetar analgésicos.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica de su hijo

Llame al proveedor de atención médica si el niño, de lo contrario sano, ha terminado el tratamiento para la amigdalitis estreptocócica y tiene:

  • Dolor o hinchazón de articulaciones

  • Signos de deshidratación (falta de lágrimas al llorar o no orinar durante más de 8 horas)

  • Dolor o presión en los oídos

  • Dolor de cabeza

  • Erupción cutánea (sarpullido)

  • Fiebre (consulte “La fiebre y los niños”, a continuación)

La fiebre y los niños

Use un termómetro digital para tomar la temperatura de su hijo. No use un termómetro de mercurio. Hay termómetros digitales de distintos tipos y para usos diferentes. Entre estos, se incluyen los siguientes:

  • En el recto (rectal). En los niños de menos de 3 años, la temperatura rectal es la más precisa.

  • En la frente (lóbulo temporal). Sirve para niños de 3 meses en adelante. Si un niño de menos de 3 meses tiene signos de estar enfermo, este tipo de termómetro se puede usar para una primera medición. Es posible que el proveedor quiera confirmar la fiebre tomando la temperatura en el recto.

  • En el oído (timpánica). La temperatura en el oído es precisa a partir de los 6 meses de edad, no antes.

  • En la axila. Este es el método menos confiable, pero se puede usar para una primera medición a fin de revisar a un niño de cualquier edad que tiene signos de estar enfermo. Es posible que el proveedor quiera confirmar la fiebre tomando la temperatura en el recto.

  • En la boca (oral). No use el termómetro en la boca de su hijo hasta que tenga al menos 4 años.

Use el termómetro rectal con cuidado. Siga las instrucciones del fabricante del producto para usarlo adecuadamente. Colóquelo con cuidado. Etiquételo y asegúrese de no usarlo en la boca. Podría transmitir gérmenes de las heces. Si no se siente cómodo usando un termómetro rectal, pregunte al proveedor de atención médica qué otro tipo puede usar. Cuando hable con el proveedor de atención médica sobre la fiebre de su hijo, infórmele qué tipo de termómetro usó.

A continuación, encontrará valores de referencia que lo ayudarán a saber si su hijo tiene fiebre. Es posible que el proveedor de atención médica de su hijo le dé valores diferentes. Siga las instrucciones específicas que le dé su proveedor.

Medición de temperatura en un bebé menor de 3 meses:

  • Primero, pregunte al proveedor de atención médica de su hijo cómo debe tomarle la temperatura.

  • En el recto o en la frente: 100.4 ºF (38 ºC) o más alta

  • En la axila: 99 ºF (37.2 ºC) o más alta

Medición de temperatura en un niño de 3 a 36 meses (3 años):

  • En el recto, la frente o el oído: 102 ºF (38.9 ºC) o más alta

  • En la axila: 101 ºF (38.3 ºC) o más alta

Llame al proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Picos de fiebre reiterados de 104 ºF (40 ºC) o superior en un niño de cualquier edad

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior en un bebé de menos de 3 meses

  • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años

  • Fiebre que dura 3 días en un niño de 2 años o más

Cómo aliviar los síntomas de la amigdalitis estreptocócica

Estos consejos pueden resultar útiles para aliviar los síntomas de su hijo:

  • Ofrezca alimentos fáciles de tragar, como sopa, salsa de manzana, helados de agua, bebidas frías, batidos con leche y yogur.

  • Proporcione una dieta blanda y no le dé alimentos picantes o ácidos.

  • Utilice un humidificador de vapor frío en la habitación de su hijo.

  • Haga gárgaras con agua salada (solo para niños más grandes y adultos). Mezcle 1/4 de cucharadita de sal en 1 taza (8 onzas) de agua tibia.

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene