Información relacionada


Reemplazo total de rodilla

Durante una cirugía de reemplazo total de rodilla, se reemplaza la articulación de la rodilla lesionada por una articulación artificial llamada prótesis. La cirugía casi siempre reduce el dolor en la articulación y mejora su calidad de vida.

Articulación de una rodilla doblada que muestra una prótesis colocada.
Las piezas de la prótesis se sujetan en los huesos de la rodilla y en conjunto forman la articulación nueva.

Antes de la cirugía

Lo más probable es que ingrese al hospital en la mañana del día de la cirugía. Siga todas las instrucciones de su proveedor de atención médica al prepararse para la cirugía.

  • Siga todas las instrucciones que le den sobre los medicamentos y no coma ni beba nada antes de la cirugía, tal como le indicaron.

  • En el hospital, le revisarán la temperatura, el pulso, la respiración y la presión arterial.

  • Le colocarán una vía intravenosa para administrarle medicamentos y líquidos durante la cirugía.

El procedimiento

Cuando el equipo de cirugía esté listo, lo llevarán al quirófano. Allí le darán anestesia para que duerma durante la cirugía. O bien, la anestesia lo insensibilizará de la cintura para abajo. Luego, le harán una incisión en la parte lateral o frontal de la rodilla. Le quitarán cualquier hueso dañado. Se colocan las partes de la nueva articulación. La incisión se cierra con grapas quirúrgicas o puntos.

Después de su cirugía

Después de la cirugía, lo llevarán a la sala de recuperación. Cuando esté completamente despierto, le llevarán a su habitación. Los enfermeros le darán medicamentos para aliviar el dolor. Se le podría colocar un catéter (un tubo delgado) en la vejiga. En algunos casos, puede usarse una máquina de movimiento pasivo continuo en la rodilla para evitar la rigidez. Puede usarse un dispositivo de compresión secuencial para prevenir coágulos de sangre al ejercer una suave presión intermitente en la parte inferior de la pierna. Es posible que le administren un medicamento para prevenir la formación de coágulos. Poco después, los proveedores de atención médica lo ayudarán a levantarse y a moverse.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Una vez que regrese a casa, llame a su proveedor de atención médica si presenta cualquiera de estos síntomas:

  • Aumento del dolor en la rodilla

  • Dolor o hinchazón en la pantorrilla o la pierna

  • El área de la incisión muestra un enrojecimiento inusual, está caliente o supura

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o superior, o según lo que le haya indicado el proveedor de atención médica

  • Escalofríos con temblores

  • Dificultad para respirar o dolor en el pecho (llame al 911)

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene