Información relacionada


Haga ejercicio para controlar el nivel de azúcar en la sangre

La actividad física diaria puede ayudarle a controlar el nivel de azúcar en la sangre. Un estilo de vida activo mejora la capacidad del organismo para utilizar la insulina. La actividad física diaria también puede retrasa o previene las complicaciones de la diabetes. Además, es una manera excelente de aliviar el estrés. Si no hace ejercicio habitualmente, consulte a su proveedor de atención médica antes de comenzar.

¿Cuánta actividad necesita?

Si la actividad física diaria es algo nuevo para usted, empiece de forma lenta y constante. Comience con 10 minutos de actividad todos los días. Aumente gradualmente hasta un mínimo de 150 minutos semanales de actividad física. No deje que pasen dos días sin hacer actividad física. Cuando tenga que estar sentado durante períodos prolongados, debería levantarse para sesiones cortas de actividad leve cada 30 minutos.

¡Muévase!

No necesita inscribirse en un gimnasio ni comprar equipos deportivos caros. Basta con que salga a caminar. Caminar es un ejercicio que obliga al corazón y a los pulmones a trabajar más fuerte. Ayuda a su corazón y vasos sanguíneos. Para caminar, todo lo que necesita es un buen par de zapatillas y sus propios pies. Mientras más camine, más fácil le resultará hacerlo.

  • Reserve tiempo todos los días para moverse.

  • Convierta esta actividad en parte de su rutina diaria.

  • Camine con un amigo o en un grupo para que le resulte interesante y divertido.

  • Intente hacer varias caminatas cortas durante el día hasta completar su objetivo diario.

    Hombre afuera que mira el podómetro en su cinturón.

Un podómetro lleva la cuenta de cada paso 

Un podómetro es un dispositivo pequeño para contar los pasos. Puede engancharlo al cinturón o atárselo a un brazo o a una pierna y continuar con su rutina diaria. Los teléfonos inteligentes ahora tienen aplicaciones para registrar cuánto camina. Al final del día, el podómetro le mostrará la cantidad total de pasos que usted dio. Utilice un podómetro para establecer sus objetivos diarios. Por ejemplo, si camina 4,000 pasos diarios, intente añadir 200 pasos más por día. Trate de alcanzar el objetivo de 7,500 pasos. Con cada paso, ayuda a que su cuerpo use la insulina.

Incorpore ejercicios de fuerza

Los ejercicios de fuerza hacen que los músculos sean mucho más fuertes. También sirven para que los músculos utilicen mejor la insulina. Pregúntele a su proveedor de atención médica si este tipo de ejercicio es adecuado para usted. Si lo es, su proveedor de atención médica puede ayudarle a incluirlo en su plan de actividad.

Recuerde la seguridad

La actividad física puede hacer que el nivel de azúcar en la sangre baje más rápidamente que de costumbre, sobre todo si toma medicamentos para controlarlo. Pero puede tomar medidas para reducir el riesgo de un nivel bajo de azúcar en la sangre. Recuerde los siguientes consejos:

  • Lleve siempre su identificación cuando haga ejercicio fuera de su casa. Lleve un teléfono móvil en caso de emergencia.

  • Cuando comienza un programa de ejercicios, mida su glucosa en la sangre antes, durante y después. Esto le dirá cómo le afectan los distintos tipos de actividad.

  • Si puede, incluya a amigos y familiares en sus actividades.

  • Use un brazalete de identificación médica que indique que tiene diabetes.

  • Utilice el equipo de seguridad adecuado para la actividad que haga. Por ejemplo, use un casco si monta en bicicleta. Use zapatos cerrados por delante que tengan buen calce y calcetines sin costuras.

  • Beba bastante agua antes y durante la actividad.

  • Tenga a mano azúcares de acción rápida como tabletas de glucosa por si tiene nivel bajo de azúcar en la sangre.

  • Si realiza ejercicios de fuerza y aeróbicos, haga primero los de fuerza. Así tiene menos probabilidades de causar un nivel bajo de azúcar en la sangre.

  • Vístase de forma adecuada según el clima. Use un sombrero si hay mucho sol o espere hasta la noche si hace demasiado calor.

  • Intente no estar activo durante períodos largos cuando hace mucho calor o mucho frío.

  • No haga ejercicio si está enfermo.

  • Revise que sus pies no tengan llagas o ampollas después de hacer ejercicio. Use un espejo para revisar las plantas de los pies.

Note cómo la actividad influye en el nivel de azúcar en la sangre 

El ejercicio físico es importante cuando tiene diabetes. Pero es importante que vigile su nivel de azúcar en la sangre. Controle el nivel de azúcar a menudo si ha hecho actividad física durante un período más largo que de costumbre. También revise su nivel de azúcar en la sangre si la actividad no estaba planificada. Acostúmbrese a revisar el nivel de azúcar en la sangre antes de hacer ejercicio físico. Vuelva a revisarlo de nuevo algunas horas más tarde. Anote cómo influye la actividad en su nivel de glucosa. Si se administra insulina, tal vez pueda modificar la dosis antes de empezar una actividad planificada. Esto le ayudará a prevenir bajones en el nivel de glucosa. Es probable que también necesite comer un refrigerio pequeño de carbohidrato antes de hacer ejercicio. Consulte a su proveedor de atención médica para obtener más información. 

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene