Información relacionada


Tratamiento intraperitoneal (IP) contra el cáncer

El tratamiento intraperitoneal se realiza para tratar el cáncer en el abdomen y la pelvis. Esto incluye el cáncer de ovario y, con menor frecuencia, el cáncer gastrointestinal. Con este tratamiento, la quimioterapia se administra directamente en el vientre (cavidad abdominal). La quimioterapia implica el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas. El tratamiento IP suele estar acompañado de otras formas de tratamiento. Estos pueden incluir la cirugía o la quimioterapia administrada a través de una vena.

Cómo actúa el tratamiento IP

Se administra un medicamento a través de un tubo insertado en el espacio que está entre los músculos y órganos del abdomen. Esto se conoce como espacio peritoneal. La quimioterapia permanece dentro del espacio por varias horas o días, dependiendo del plan de tratamiento. De este modo, entra en contacto con los tejidos. Esto permite que la quimioterapia destruya directamente las células cancerosas y ayude a reducir el tamaño de los tumores de la zona.

Vista lateral del abdomen donde puede verse un catéter insertado a través de la pared del cuerpo hacia el interior de la cavidad abdominal.

Preparativos para el tratamiento IP

Antes de que usted pueda recibir un tratamiento IP, es preciso que le implanten un puerto especial de acceso. Este se denomina vía de acceso peritoneal. Se trata de un tubo delgado y flexible llamado catéter. Uno de los extremos del catéter se implanta en el espacio peritoneal. El otro extremo se conecta a un segmento de tubo más ancho que permanece fuera del cuerpo. A continuación, se inyecta el tratamiento IP a través de esta vía de acceso. El procedimiento de implantación de la vía de acceso tarda aproximadamente entre 1 y 2 horas. Se realiza 2 a 14 días antes de la administración del tratamiento IP.

En qué consiste el tratamiento IP

Se acuesta en una mesa. Le pondrán una sonda pequeña llamada vía intravenosa (IV, por sus siglas en inglés) en una vena del brazo o de la mano. Por allí le administrarán líquidos y medicamentos. Le administrarán anestesia tópica en el sitio de la vía de acceso para adormecer la zona. A través de la vía se introduce una aguja especial conectada a un tubo. Luego, se envía el medicamento a través del tubo. Este ingresa dentro de la vía hasta llegar hasta la zona del abdomen. Es posible que sienta cólicos mientras le administran el medicamento. Se le pedirá que se mueva de un lado a otro para garantizar que el líquido se esparza por todo el abdomen. Este tratamiento puede durar de 2 a 4 horas. El medicamento permanece en su cuerpo unos días. Luego, es absorbido lentamente por el organismo.

Después del tratamiento IP

Ya que este tratamiento agrega líquido en el abdomen, es posible que sienta una sensación de presión y distensión. Quizás le ayude caminar por los alrededores después del tratamiento, o sentarse derecho. Póngase ropa cómoda con una cintura elástica durante unos cuantos días. A medida que el cuerpo vaya absorbiendo el líquido, es posible que sienta necesidad de orinar más a menudo. Quizás le pidan también que tome mucho líquido durante este proceso.

Posibles efectos secundarios del tratamiento IP

Se usan medicamentos de quimioterapia durante este tratamiento. Por este motivo, este tratamiento produce efectos secundarios parecidos. Los efectos secundarios dependerán del tipo de quimioterapia que le administren, pero pueden incluir: 

  • Cansancio

  • Úlceras en la boca

  • Picazón o piel reseca

  • Cambios en el color de la piel

  • Caída del cabello

  • Alteraciones o pérdida de las uñas

  • Náuseas y vómitos

  • Falta de apetito

  • Pérdida de deseo sexual

  • Trastornos de la coagulación

  • Formación de moretones con facilidad

Su proveedor de atención médica le dará más información sobre los efectos secundarios que usted podría esperar y le enseñará métodos para controlarlos.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica o solicite atención médica de inmediato si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4 °F ( 38 °C) o más alta, o según le indique su proveedor de atención médica

  • Enrojecimiento, hinchazón o dolor cada vez peor en el sitio de la vía de acceso

  • Sangrado sin motivo aparente

  • Cansancio extremo que no mejora entre una sesión y la otra

  • Falta de aire, sibilancias o dificultad para respirar

  • Pulso cardíaco rápido e irregular; dolor de pecho

  • Mareos, aturdimiento

  • Sensación de frío constante

  • Corte o sarpullido que se hincha, enrojece, está caliente o duele, o comienza a perder líquido

  • Otros signos o síntomas según lo que le haya indicado su proveedor de atención médica

Evaluación de sus progresos

Durante el tratamiento, tendrá citas de seguimiento periódicas con el proveedor de atención médica y le harán más pruebas. En estas visitas, su proveedor de atención médica controlará su salud y su respuesta al tratamiento. Cuando termine el tratamiento, su proveedor de atención médica hablará con usted sobre los resultados obtenidos. También considerarán si necesita otros tratamientos contra el cáncer.

Riesgos y posibles complicaciones

Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • Infección

  • Imposibilidad de destruir las células cancerosas o retardar su crecimiento

  • Daños al tejido y órganos sanos

  • Infertilidad

Su proveedor de atención médica le explicará otros riesgos que se apliquen a su caso.

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene